Análisis de la reforma laboral: luces y sombras

Jesús Mercader impartió una ponencia en la que analizó la reforma laboral en el Congreso Técnico AECEM 2022

En el I Congreso Técnico AECEM 2022, uno de los temas que se trataron en profundidad fue la reforma laboral, de la mano de Jesús Mercader, Catedrático de Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la Universidad de Carlos III de Madrid y Counsel de Uría Menéndez. Sobre los retos de la futura reforma fiscal habló Jesús Rodríguez Márquez, director académico del próximo Congreso Fiscal de Lefebvre y socio director de la Práctica Tributaria de Ideo Legal; y sobre la transformación digital en las asesorías ahondaron, en una mesa redonda, Nelson Seabra, business development executive de Visma I yuki España; Álvaro Martínez Aliaga, CEO de Método Consolida; y María de la O Martínez, directora de mercado asesoría de Lefebvre.

La reforma laboral, según Ana Mato, presidenta de AECEM, ha estado siempre rodeada de controversia, incluso hasta el final y a día de hoy, por lo que apuntó que habrá que esperar a ver cómo evoluciona el mercado de trabajo y cómo avanzan las interpretaciones jurídicas que se hagan de la norma.

Mercader comenzó su ponencia abordando los grandes problemas del mercado laboral español, destacando el desempleo y la temporalidad, con gran impacto en los jóvenes. Reconoció que estos factores fueron principalmente los que animaron a la puesta en marcha de una reforma laboral.

Según Mercader, hay 4 líneas de actuación:

  • Reducción de la temporalidad y la tendencia a los contratos fijos-discontinuos y la mejora de los contratos formativos;
  • Centralización de la negociación colectiva con la recuperación de espacios para los convenios de sector y limitación del poder de los de empresa, dando protagonismo a esos convenios;
  • Modernización de la contratación y subcontratación de actividades empresariales;
  • Estabilización de los ERTES, con el objetivo de reducir la destrucción de empleo en situaciones de crisis económica general y cíclica o sectorial.

Contratación, hacia la presunción de indefinición

En materia de contratación, Mercader destacó varias ideas fundamentales. El primer elemento que mencionó fue la reaparición de la presunción de indefinición, como elemento central que puede tener un papel fundamental. Otro punto que destacó fue la reducción de los tipos contractuales, borrándose ciertos contratos y basándose ahora en dos: por circunstancias de la producción y por sustitución de persona trabajadora, el antiguo contrato de interinidad. También dijo que es importante el art. 15.1 párrafo 3 ET, referente al reforzamiento causal, obligando a detallar con precisión la causa de la temporalidad.

Por otro lado, Mercader habló de las presunciones que cambian con la reforma y parece que todas son iuris et de iure, es decir, “declarada la ilicitud de un determinado contrato, deviene de esa forma nulo y, por tanto, las personas que fueron contratadas de forma temporal deberán ser contratadas como fijas”. Además de estos puntos, Mercader sumó el endurecimiento de las reglas para el encadenamiento contractual y la tutela administrativa (LISOS) y penalización en la cotización.

Nuevas modalidades contractuales y su complejidad

Sobre las distintas modalidades contractuales, el experto habló de una idea fuerza, muy clara que trae la reforma: el contrato por obra desaparece. “La idea es transitar hacia otras modalidades en algunos casos concretos; al fijo discontinuo por motivo de contratas; al de circunstancias de la producción si es una actividad no habitual; y al contrato indefinido adscrito a una obra, en caso del sector de la construcción. Un cambio significativo que para muchos es cosmético”.

Como consecuencia de lo mencionado, Mercader explicó que han surgido dos modalidades de contrato que presentan una gran complejidad. “El contrato por circunstancias de la producción genera incertidumbre porque no hay claridad. Surgen dudas y diferentes interpretaciones de la norma en varios aspectos”. Sobre el contrato por sustitución, dijo que los cambios son de menor calado con respecto a la norma anterior y tendrá menor alcance.

El encadenamiento de contratos es una de las novedades que la reforma laboral. Ahora se reducen los plazos que determinan la conversión de los trabajadores contratados temporalmente en indefinidos. “Se da más rigidez y se extienden las condiciones para establecimiento de fijeza”, comentó Mercader.  Además, mencionó que, dado que el concepto de “puesto” sigue sin definirse bien, continuarán los problemas interpretativos al respecto.

Mercader insistió en su intervención que el pilar maestro sobre el que se articula la reforma laboral en materia de contratación es el espacio del contrato de fijo discontinuo: “es la gran apuesta de la norma”.

Contratas y subcontratas

Al margen de ese marco complejo donde se limita la contratación temporal, Mercader habló en su ponencia también sobre contratas y subcontratas, destacando las dudas recurrentes al respecto. “Aunque a priori parece razonable, surgen dudas e interrogantes”, por lo que recomienda leer el art. 42.6 ET teniendo en cuenta ciertos detalles. En su parecer, esto genera dudas en empresas multiservicios y sobre las kellys, camareras de piso, que es una categoría especial. En general, Mercader apunto que “una norma que aparentemente parece elemental, tiene una complejidad interna muy notable y habrá que ver cuáles son los límites de la interpretación”.

ERTES y sistema Red

Sobre ERTES, Mercader explicó que este procedimiento, gracias a la norma, se simplifica, se reducen sus plazos y se facilita la prórroga de los mismos.

Otra novedad de la reforma es el mecanismo Red y, al respecto, Mercader destacó que “este instrumento puede tener una funcionalidad significativa para estabilizar el empleo”, añadiendo que, ante la situación actual de incertidumbre, podría ayudar a dar salida a situaciones especiales (cíclicas o sectorial).

Negociación colectiva

Se presentan unos cambios significativos, según Mercader. Uno es el fin de la prevalencia aplicativa del convenio de empresa en materia salarial. “La norma incorpora un régimen transitorio complejo y con frentes de dudas”, según el experto. Además, se pregunta a qué convenios afectará todo esto porque la norma no lo deja claro, aunque espera que sea aplicable sobre esos convenios que fueron oportunistas en su día.

En general, Mercader destacó que la reforma no presenta claridad y, ante ella, los profesionales que se dedican al ámbito laboral van a tener bastante trabajo en los próximos años, debido a la cantidad de dudas e incertidumbres que se han ido detectando.

Además, si quieres saber cuáles son los retos de la futura reforma fiscal y cómo los despachos pueden digitalizarse para ser más eficientes y ofrecer un mejor servicio a sus clientes, puedes ver las ponencias completas que ofrecieron los expertos en el Congreso Técnico AECEM 2022.

Posteado en